MIRATE COMO DIOS TE VE

Para mirarnos como Dios nos mira, necesitamos comprender con mayor claridad nuestra verdadera identidad.

Como se da esta transformación?

En primer lugar, establecer una relación personal, amorosa y dinámica con Dios a través de Jesús.

En segundo lugar, comprometerse a asimilar el carácter de Dios por medio del estudio de su Palabra.

En tercer lugar, juntarse con personas que te vean como Dios te mira y así llegar a verte con los ojos de Dios.

Tú también puedes transformar la percepción que tienes de ti mismo/a: de lo que piensas que eres a lo  que verdaderamente eres.

Una identidad personal sana implica mirarnos, ni más ni menos, como Dios nos mira.

Lo que no eres

Mito 1: La apariencia lo es todo.

  • “La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón» 1 Samuel 16:7
  • Esto no quiere decir que el aspecto físico carezca de importancia. No hay nada malo en estar bien arregladas, tener buen gusto en el vestir y cuidar de nuestro cuerpo para lucir bien.
  • El error es hacerlo para ser alguien. Como creación exclusiva de Dios, sin considerar las apariencias, ya somos alguien de infinito valor y mérito.

Mito 2: Eres lo que haces.

  • Nuestra identidad depende de algo mucho más profundo que nuestro desempeño.
  • Los adictos al trabajo son personas que sin duda basan su identidad en el desempeño.
  • Tu valor es independiente de cualquiera de tus realizaciones.
  • Nada de lo mucho que hagamos para Dios puede sustituir el hecho de ser sus hijo/as..

Mito 3: Si no tienes poder no eres nadie.

  • Es una cuestión de posición. Muchas personas no se sienten bien si no tienen suficiente poder, influencia o control sobre los demás.
  • Jesús afirmo » El más importante entre ustedes será siervo de los demás. Porque el que así mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido». Mateo 23:11-12
  • Podemos tener prestigio, o ser un don nadie en nuestra familia, trabajo, escuela o iglesia, pero somos importantes para Dios.
  • Tus realizaciones pueden ser grandes o pequeñas, pero el infinito aprecio y estima que Dios siente por ti son inquebrantables.

Rompe las cadenas del pasado.

Aunque comprendamos la verdad, es difícil abandonar los patrones grabados en nuestra mente que parecen controlar nuestra conducta.

Saber quién eres verdaderamente te dará la fuerza para librarte de las débiles cadenas que te impiden realizar tu pleno potencial como hijo/a de Dios, decían, único/a y valioso/a.

Quien eres

En primer lugar para comprender quien eres debes entender quién es Dios y conocer lo que siente por ti.

Reflexión a sobré las siguientes verdades acerca de Dios.

  1. «Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él». 1 Juan 4:16 ¿Que significa que Dios es amor? El mismo versículo también dice: “ Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama». ¿Qué significa que el Dios de amor te amé?
  2. Dios es el creador. En Isaías 44:24 dice: «Así dice el SEÑOR, tu Redentor quien te formo en el seno materno, » Yo soy el SEÑOR que ha hecho todas las cosas”. Qué significa que Dios sea el Creador? ¿Qué significa que Dios, el Creador te haya creado?

Quien eres

En segundo lugar para comprender quien eres necesitar prestar atención a lo que Dios dice que eres. Escucha la voz de Dios hablándote:

  1. Dios dice: «Tú eres mi hijo/a» En Juan 1:12 dice: » Más a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios».

Toma este versículo y hazlo tuyo. “He creído en Dios y lo he aceptado. Me ha dado el derecho de ser su hijo/a».

  1. Dios dice: «Tú has sido escogida» En Efesios 1:4 dice: Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él». Toma este versículo para tu vida. «Fui escogido/a por Dios, incluso desde antes de la creación del mundo, para ser santa y sin mancha».

Gracias Señor por todo lo que nos has revelado acerca de tu persona. Habla a nuestro corazón y permite que estas verdades trabajen en nuestra identidad.